El cambio NO siempre está en ti

El cambio NO está en ti

Hoy en día, vivimos una era en que la frase más común ante cualquier situación que nos genere estrés, ansiedad, depresión o cualquier otro malestar, es “ve a terapia”. Incluso, existe un bombardeo constante de que asistir a un proceso psicoterapéutico es sinónimo de hacerse responsable de nuestros problemas emocionales. Sin embargo, ¡Hay que tener mucho cuidado con estas ideas! En esta nota, te explicaremos porqué el cambio NO siempre está en ti.

Todo lo que vivo, es mi culpa.

¿Tienes miedo? Ve a terapia

¿Te sientes deprimido? Ve a terapia

¿Te sientes ansioso? Ve a terapia

¿Te sientes inseguro en tu relación de pareja? Ve a terapia

Estas y más situaciones, han sido las que tradicionalmente se asumen como problemas que deben tratarse con un especialista, a saber, con un psicoterapeuta. La lógica es muy sencilla, si tienes miedo es porque algo está mal en ti, si te sientes deprimido es porque te falta valorar las cosas buenas de tu vida, si estás ansioso es porque tu cerebro no está funcionando bien, si te sientes inseguro/a en tu relación de pareja es porque te hace falta valorarte más, en resumen, todo lo desagradable o problemático que sientes o vives, radica en ti.

Asumir “los problemas psicológicos” de esta manera, conlleva a sobre responsabilizar a la persona de cualquier situación o problema que vive, de tal manera que es siempre el individuo quien debe cambiar. Veámoslo de la siguiente manera:

Si tienes miedo porque la zona en la que vives es un lugar altamente conflictivo e inseguro, entonces, aprende a vivir de manera armoniosa con ello.

Si te sientes deprimido porque perdiste tu trabajo resultado de la pandemia, véelo de manera positiva y cómo una oportunidad.

Si te sientes ansioso porque en tu trabajo te explotan, aprende a tolerarlo y “ponte la camiseta de la empresa”

Si te sientes inseguro/a porque tu pareja constantemente te insulta y te ignora, entonces mejora tu seguridad para vivir feliz con ese maltrato.

Suena absurdo suponer que, en todas estas situaciones, sea la persona quien deba cambiar para tolerar lo que le genera malestar. Sin embargo, la cantidad de consultantes que llegan a sesión con esta visión, cada vez es mayor. Hay una sobre responsabilización de los problemas, de tal forma que, si viven maltrato en pareja, exigen mayor autoestima para que no les afecte; si viven ansiosos porque su trabajo es altamente conflictivo, exigen técnicas de relajación para poder seguir trabajando así; si tienen miedo a salir de casa porque en su localidad todos los días hay asaltos, secuestros o asesinatos, establecen como demanda poder salir con tranquilidad.

El cambio NO está siempre en ti.

El cambio NO siempre está en ti, en ocasiones hay problemas donde no eres tú quien debe cambiar, sino lo que te rodea: pareja, inseguridad pública, malas condiciones laborales, etc. Esto no significa que no podamos hacer nada, sino todo lo contrario. Vivir una situación de violencia de pareja, no se resolverá diciéndole al agresor que deje de insultarnos o golpearnos, sino que será necesario terminarla y además, denunciar tales comportamientos y exigir justicia a la autoridad competente. Los malos tratos laborales, no se van a solucionar siendo más positivo o aprendiendo a organizarse mejor, sino exigiendo trabajos justos e incluso renunciando y denunciando a los que no lo son.

¡Ya no más terapia!... O ¿tal vez sí?

Esto no significa que la terapia psicológica carezca de sentido, por el contrario, la terapia tendría que ser capaz de hacer consciente a la persona, ayudarle a entender que su malestar no ocurre de adentro hacia afuera, sino que se da en una circunstancia de vida particular, con condiciones específicas y, en este sentido, orientar hacia el cambio individual, sí, pero con la finalidad de modificarlas y no perpetuarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *