La importancia del seguimiento en la terapia psicológica

La terapia psicológica no termina cuando una persona cree que ya está “mejor”, o que “ya está bien”. Detenerse en este punto puede ser contraproducente, traduciéndose en recaídas, pérdida del tiempo y dinero invertidos en el proceso, así como en posibles surgimientos de nuevos problemas. Darle seguimiento a la terapia es igual de importante que cuando se aborda el problema con técnicas y tareas que el psicólogo deja para su solución.

Ya se ha abordado el tema sobre todo lo que se debe hacer en la terapia psicológica desde tu primera sesión, incluyendo las fases del tratamiento entendidas como: 1) entrevista, 2) análisis de soluciones, 3) plan de trabajo/tratamiento/intervención y 4) una etapa que es muy importante, el seguimiento.

La finalidad de la terapia psicológica, que es alcanzar el bienestar personal, tiene sentido en que cada etapa del proceso está conectada una con otra y se cumplan en su totalidad

Por ejemplo, la intervención (fase 3), no tendría sentido sin el análisis de soluciones (fase 2). Así mismo, la fase 3 no tendría sentido si el psicólogo no planea una etapa de seguimiento (fase 4), pues el éxito de las técnicas implementadas depende en gran parte de que el seguimiento sea llevado a cabo. Por lo que el proceso terapéutico es un todo integrado, el cual adquiere su propósito completando cada fase que lo conforma.

Monitoreo.

Así como muchos hábitos, el cambio en la situación problemática muchas veces se da de manera lenta, progresiva, y casi siempre sin notarlo. El seguimiento permite al psicólogo, no solamente monitorear que la mejora de la situación se mantenga de forma habitual, sino también cuidar que no se regrese al problema por el que se llegó y del cual ya se había alcanzado una mejora.

Tu mejora marca el final.

Dicho lo anterior, el cumplimiento de cada fase en su totalidad, y especialmente el seguimiento del proceso, le da sentido al trabajo profesional que un psicólogo puede brindarte. No sólo se trata solo de dar motivación, pues esto puede conllevar a un recaída, o incluso a una dependencia del psicólogo.

Se trata de tu bienestar.

Cada uno de los puntos anteriores buscan enfatizar, no sólo el completar la fase del seguimiento dado por el psicólogo, sino también la importancia de buscar una solución al problema psicológico que aqueja. Tratándose de un tema de bienestar, darle la importancia y seriedad a cada parte del proceso psicológico no está demás; pues invertir en aquello que resuelve un problema forma parte del diario quehacer; desde invertir en higiene personal, hasta en desarrollo profesional, familiar, etc. Y como ya se ha mencionado con anterioridad, se trata de solucionar problemas, no de contarlos.

Nota elaborada por el psicólogo Joel Villa Muñoz. Si deseas agendar una cita para tener tu propio proceso, mándanos un whatsapp.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.