¿Cómo identificamos si hay violencia en nuestra relación de pareja?

Cómo identificamos si hay violencia en nuestra relación de pareja background

De seguro tienes dudas sobre tu relación de pareja, principalmente si existe violencia en ella. Es por eso que te diremos en este artículo ¿Cómo identificamos si hay violencia en nuestra relación de pareja?

Primero que nada tenemos que saber qué es violencia y qué no es. Veamos algunos ejemplos de algunas trampas en las que solemos caer al pensar sobre la violencia.

Acariciar, besar o abrazar pueden ser comportamientos violentos.

Morder, pegar o arañar no necesariamente son comportamientos violentos.

La idea que desarrollaremos en el artículo es la de que las terribles historias de violencia en las relaciones de pareja no ocurren de la nada, siempre vienen precedidas de diferentes elementos que van posibilitando que crezca y se vuelva más peligrosa la dinámica de violencia.

Algo que hay que tener en cuenta en los problemas psicológicos es entender el funcionamiento del comportamiento y no quedarnos con prejuicios.

Morder a nuestra pareja no necesariamente es un comportamiento violento hace falta el contexto para poder concluir si fue una agresión o no. Veamos las opciones:

  1. Están jugando, se persiguen, se avientan encima uno del otro y ella lo muerde dentro del juego.
  2. Están discutiendo, él trata taparle la boca con la mano y ella lo muerde para que no la calle.

Claro que podemos poner atención en ciertos comportamientos que pueden ser focos rojos, pero no podemos asumir que una práctica particular sea violenta sin saber el contexto.

En ese sentido, gritar, pegar, morder, decir groserías, no son comportamientos violentos, al menos hasta conocer el contexto de la situación.

¿Qué sí es violencia dentro de nuestra relación de pareja?

La violencia no existe en el vacío, por eso es tan importante entender el funcionamiento de la violencia.

Básicamente es cualquier cosa que te ofenda o agreda y, que habiendo comunicado tu sentir, no cese.

Lo que quiere decir que no sólo nos referimos a golpes, gritos, insultos, jalones o empujones.

Toma en cuenta que las caricias, los besos o los abrazos, también pueden violentar cuando te incomodan.

Esto es en general cuando no nos gustan los comportamientos de otros, tenemos que ser capaces de decirlo para impedir que siga pasando.

Lo preocupante de no entender la violencia desde este punto de vista es el peligro de no ver los primeros signos de la violencia en la pareja.

¿Cómo identificamos si hay violencia en nuestra relación de pareja?

  1. Identifica cualquier práctica que te ofenda o agreda de tu relación de pareja, no te fijes en la forma de la práctica, sólo en lo que te hace sentir.
  2. Dile a tu pareja que esa conducta no te gusta y que quieres que no siga comportándose así.
  3. Puedes encontrar resistencia cuando se trate de conductas no asociadas a la forma de la violencia tradicional, tu labor es que tu pareja entienda que no importa la forma de su comportamiento sino cómo te hace sentir.
  4. Da seguimiento a la presentación de esos comportamientos y señala cuando estén pasando.
  5. En caso de que tu pareja no cambie su comportamiento a pesar de que hayas implementado las primeras recomendaciones, tendrás que evaluar seguir en la relación.

Que puedan no ser agresiones físicas, no quiere decir que no te violenten y si tu pareja no puede entenderlo, la relación se volverá cada vez más violenta.

¿A quién le corresponde parar la violencia en la relación?

A ambos miembros de la pareja, no es exclusivo de alguno de los dos.

Si crees que puedes estar violentando a tu pareja con algún comportamiento, pregunta y cambia tu conducta.

Si sientes que tu pareja te esta violentando con algún comportamiento, dilo fuerte y claro.

Tú puedes detener una dinámica que en el mejor de los casos sólo los lleve al rompimiento de la relación y en el peor, a una tragedia como muchas de las que vemos en los noticieros.

Si crees que es hora de recibir ayuda terapéutica ponte en contacto con nosotros, nos encantaría ayudarte a prevenir un problema más grande.

http://www.terapiaapsicologica.com

Tambien hay otras dos formas en que podemos ayudarte, la primera es contestando uno de nuestros Test para que uno de nuestros psicólogos lo revise y te dé sus observaciones.

https://terapiaapsicologica.com/test-psicologicos/

Tenemos guías gratuitas que pueden ayudarte a dar los primeros pasos para sentirte bien. Sólo tienes que dar clic y preguntar por la guía que pueda ayudarte.

https://terapiaapsicologica.com/guias-psicologicas/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *