¿Qué son las relaciones tóxicas y cómo saber si estoy en una?

De seguro has escuchado el término «relaciones tóxicas» y te ha surgido la duda ¿Qué son las relaciones tóxicas y cómo saber si estoy en una? Porque tienes la espinita de saber si tu relación va bien o mal. Por eso aquí te explicaremos todo sobre el tema.

Para empezar, hay que decir que este concepto no es técnico, es decir, no lo usamos los psicólogos de manera profesional.

Más bien sale de las personas para referirse a una relación interpersonal que tiene características negativas, dañinas, dolorosas y destructivas.

Lo anterior no implica que no es importante hablar de los eventos que las personas designan para referirse a ciertos tipos de prácticas.

¿Relaciones tóxicas?

¿Cómo saber si estoy en una relación tóxica?

Cualquier relación con otra persona que nos lastime y que sea constante en el tiempo es lo que solemos llamar relación tóxica.

Es más común referirnos así a las relaciones de pareja destructivas, pero podemos encontrar relaciones tóxicas que no sean de pareja.

Por ejemplo, las relaciones entre amigos que se convierten en relaciones que no nos dejan nada bueno, pero seguimos ahí.

Compañeros de trabajo, hermanos, jefe y empleado, etc. todas ellas podemos designarlas como relaciones tóxicas si en lugar de darnos bienestar, nos provocan sentirnos enojados, tristes, decepcionados, etc.

¿Por qué cuesta tanto dejar una relación tóxica?

Porque se crea una relación de dependencia entre esas personas y así como tienen vivencias muy negativas, también hay algunas que son calificadas como positivas.

Por ejemplo, imagina que llevas 3 días sin comer y te dan un bolillo ¿A qué te sabrá ese bolillo? Seguramente a gloria porque tienes mucha hambre.

No es que el bolillo no sea rico de por sí, pero si estamos acostumbrados a mal comer, podemos llegar a creer que es un manjar.

Lo mismo pasa con las relaciones tóxicas.

Generalmente se la pasan muy mal juntos, pero hay días, momentos específicos que parece que las cosas pueden empezar a funcionar bien y aunque en realidad no son momentos memorables, comparados con lo mal que se llevan siempre, esos momentos saben a gloria.

Se establece la relación de dependencia porque estamos esperando el siguiente momento “lindo”, mientras cada vez estamos más acostumbrados a los momentos desagradables.

¿Cómo salimos de una relación tóxica?

  1. La primera recomendación es que no te metas en una relación tóxica, sal corriendo de ahí. A veces no se puede porque estamos hablando de familiares o incluso los propios padres, pero si se trata de la pareja o amigos, podemos identificar cómo han sido sus relaciones pasadas y si están acostumbrados a construir relaciones tóxicas y si lo identificas, de verdad aléjate.
  2. Si se esta poniendo tóxico el ambiente, no participes de ellos, tener una actitud revanchista de “si tú me haces yo te hago”, no te va a dejar nada bueno. Si la otra persona sigue con esas prácticas simplemente te conviene alejarte.
  3. Cuando ya estás en una relación tóxica, la mejor recomendación que puedo hacerte es que asistas con un profesional. Sobre todo si nos enfocamos a las relaciones de pareja tóxicas porque suelen complicarse muchísimo y regularmente terminan muy mal.

El terrible caso de Ingrid, un ejemplo de relación tóxica

La noticia de una mujer a medio desollar, en la zona norte de la Ciudad de México, conmovió a muchísimas personas.

Muchos estaban enojados con el asesino, otros asombrados con sus declaraciones dentro de la patrulla y con manchas de sangre por todos lados.

Los vecinos contaron que ellos se llevaban muy mal y que era común oírlos gritar insultarse y llegar a los golpes.

El asesino mencionaba que empezaron discutiendo y que ella le gritó que quería matarlo, él enojado y envalentonado sacó un cuchillo y se lo puso a su disposición para que lo hiciera.

Ella tomó el cuchillo y, según él, intentó apuñalarlo en dos ocasiones y que una de ellas sí lo hirió. Él, le arrebata el cuchillo y empieza a apuñalarla, la primera en el cuello.

Recuerdo esta trágica historia porque es importante que observes que la dinámica era sumamente negativa, dolorosa y destructiva, pero no se separaron.

Habían generado esa dependencia de la que hablamos arriba. Seguro cada vez que peleaban pensaban que lo mejor era terminar, pero también es seguro que después, cuando se calmaban, venía una reconciliación que los hacía pensar que todo estaba bien, cuando a todas luces eso nunca iba a pasar.

Si ahora sabes que estás en una relación tóxica

Por eso, si crees que estás en una relación tóxica por favor busca ayuda, no pienses que “echándole ganas” vas a arreglar tu relación, eso no pasará, al contrario, irá empeorando, posiblemente hasta un nivel trágico.

Esta en tus manos cortar por lo sano.

Un comentario sobre “¿Qué son las relaciones tóxicas y cómo saber si estoy en una?

  1. Pingback: ¿Por qué atraigo al mismo tipo de personas en mi vida?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.